Resultados encontrados


La identidad nacional boliviana, en tanto sentimiento de pertenencia a la nación boliviana, existe y está fuertemente afianzada entre la mayoría de la población. Los datos analizados en este estudio, tanto a nivel cuantitativo como a nivel cualitativo, muestran que la Nación boliviana es sentida como una realidad por los bolivianos(as), independientemente de su pertenencia a alguna de las naciones particulares que la componen en el marco del EP.

Esta conclusión no es necesariamente una contradicción con el modelo de EP, pero sí obliga a pensar la plurinacionalidad a partir de la existencia de una nacionalidad común, mayor e integradora. Esto sugiere que el sentido identitario de los bolivianos en verdad muestra un panorama mixto, una construcción social que está a medio camino entre la forma de Estado Nacional y la de EP.  Y esta identidad nacional común se construye por medio del reconocimiento de símbolos propios; pero además, y de manera casi paradójica, uno de los elementos que bolivianos(as) reconocen como fundacional de la identidad nacional es la diversidad. Lo que tenemos en común es lo que nos diferencia. Dado que se renuncia al afán homogenizador, la nación boliviana emerge como un sentimiento de pertenencia a una comunidad diversa, pero que en su diversidad tiene cualidades y elementos propios y discernibles.

En lo que se refiere a las identidades particulares existentes en el país, el EP se funda en la intersección de lo regional y lo indígena como base para el reconocimiento de derechos, autonomías y autogestión a colectividades particulares. Pero la articulación de las distintas identidades no siempre es armónica y exenta de problemas. Los resultados de la investigación sugieren que existen tensiones importantes entre algunas identidades particulares. En su combinación se hacen visibles las relaciones de poder y las condiciones históricas en las que se encuentran.

Escenarios prospectivos

Esta investigación plantea la revisión de escenarios prospectivos que tomen en cuenta por un lado, la situación efectiva de las autonomías y decida la conveniencia de promover el proceso autonómico desde las políticas públicas y, por el otro, el estado de las identidades particulares, estén estas más o menos afincadas en un proyecto político regional. Partiendo de la constatación de que existe una fuerte identidad nacional boliviana, el cuadro siguiente muestra la interacción entre políticas públicas que pueden apuntar a fortalecer o a restringir los procesos autonómicos y distintos otros procesos que podrían fortalecer o debilitar las identidades particulares (indígenas o regionales); mostrando la combinación de factores y los posibles escenarios resultantes.

Identidad y autonomías: Escenarios prospectivos


 


Sin avance en la autonomía efectiva o con retroceso


Con avance en la autonomía efectiva


Identidades particulares más fuertes


1. Tensión entre las identidades particulares y el EP


2. Canalización reactiva de la demanda por autonomía


Identidades particulares constantes


4. El statu quo permanece y la autonomía efectiva se estanca


3. Apertura estatal al ejercicio autónomo efectivo

 

Descarga el resumen ejecutivo del proyecto