DESTACAMOS >>> 
  • Esta semana, descargue estudios de la convocatoria 100 Años de Educación en Bolivia
  • El Periódico Digital del PIEB forma parte de la nómina mundial del Observatorio de Nuevos Medios digitales
  • El PD_PIEB pone en línea el reportaje Esterilizaciones en adolescentes en Bolivia
  • Esta semana, descargue estudios de la convocatoria 100 Años de Educación en Bolivia
  • El Periódico Digital del PIEB forma parte de la nómina mundial del Observatorio de Nuevos Medios digitales
  • El PD_PIEB pone en línea el reportaje Esterilizaciones en adolescentes en Bolivia
 
MÁS NOTICIAS
 / Sociedad  
La presión externa sobre los chiquitanos y su estrategia para mantener su territorio
Periódico Digital PIEB • 08-11-2017 Los colonos, los ganaderos y las políticas estatales presionan sobre el territorio de los chiquitanos en distintos niveles. La estrategia chiquitana es asimilar a los foráneos para fortalecerse internamente como sociedad y como territorio.

La información y análisis de esta situación está contenida en la investigación “Territorio y religión en la comunidad de Dolores de San José de Chiquitos”, elaborada por el antropólogo Miguel Canaza en 2013 y publicada este año. Se trata de una población que detenta la propiedad colectiva de la tierra y territorio, una lógica distinta a la de propiedad individual presente en el Estado, los terratenientes y los pequeños campesinos recién llegados a la zona.

Canaza conversó con el Periódico Digital del PIEB, con base en su trabajo de campo realizado en el marco del Instituto Superior Ecuménico Andino de Teología (ISEAT).

La investigación refleja una presión externa sobre el territorio chiquitano (desde el Estado, desde grupos campesinos), ¿cómo y en qué planos está influyendo este hecho en el modo de vida de los chiquitanos?
Hay varias presiones en el plano económico, político, social y cultural. A través de políticas de dotación de tierra, el gobierno ha ido dando nuevo territorio a gente migrante que, por su forma de manejar territorio y la infraestructura, han incorporado el sembrado de chía y otros productos no tradicionales en la zona. Al ver que los colonos tienen una forma distinta de cultivar la tierra y generar ingresos extra, los chiquitanos también están con esa necesidad, lo que significa ampliar la frontera agrícola… En el plano político, con la llegada de colonos de manera masiva ha llegado la Federación de Interculturales a San José de Chiquitos.
La gente cuenta que el 6 de agosto (de 2013) nunca habían visto un desfile cívico tan fuerte, había un montón de wiphalas en todo San José de Chiquitos y eso influye en la representación política sobre todo de la Central Indígena.

¿También hay cambios en el nivel organizativo al tener que relacionarse con otra forma de organización?
Sí, porque está la presencia no solamente física sino simbólica que afecta a la organización, ellos decían cómo han llegado a nuestro territorio, llegan y a través del gobierno obtienen tierra rápidamente.

¿Cómo repercute esto en la relación con su propio territorio? Los chiquitanos parecen tener una apertura a la gente de afuera…
La apertura se da como estrategia porque ellos necesitan conservar el territorio, tener aliados, y formar parentelas simbólicas. Los chiquitanos tienen esa historia de relación con sus vecinos. No entraban en conflicto, pero sí abrían su territorio para incluir (a los de afuera); en alguna parte del texto puse que ellos esperaban una chiquitanización, es decir convertir a la gente que está con ellos a su cultura y en su territorio.

Eso hace que cambien su percepción frente a su territorio, ¿les ha provocado ponerse a la defensiva?
Hay dos niveles. En el nivel de la organización de la Central Indígena que es Turubó sí están a la defensiva, pensando cómo enfrentarlos políticamente, para defender su territorio. En cambio la gente de las comunidades ve (su presencia) como una oportunidad, prefiere recibir a la gente. Los recién llegados no todos quieren quedarse, es como una prueba, aprovechar lo que la gente trae y si es que se quedan, bien.

¿Cómo ves a futuro a esta población? ¿Están siendo exitosos en su estrategia?
Es una estrategia interesante y podría ser útil en la medida en que puedan lograr que la gente esté con ellos, se apropien de lo que ellos están haciendo a través de las fiestas, de compartir, de dar su aporte a la comunidad. En esa dinámica que no pueden cambiar están las relaciones con los colonos, con los ganaderos y con ellos mismos. Es una estrategia interesante de los chiquitanos que les permite reafirmar su identidad y su territorio sin perderlo. Al final son ellos los dueños de la comunidad porque es un contexto de propiedad colectiva de la tierra.
© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
Política  •  ¿Cómo se materializa en los hechos el Estado laico?
Sociedad  •  La presión externa sobre los chiquitanos y su estrategia para mantener su territorio
PIEB  •  Biblioteca virtual: medio ambiente, vivir bien y educación
Instituciones •  Monitoreo detecta aspectos flexibles en selección de candidatos al órgano judicial
Sociedad •  La Paz: Número de comerciantes no ha crecido en seis años
Medio Ambiente •  Gran Chaco boliviano: 930 hectáreas de bosque por día se perdieron entre enero y mayo
Medio Ambiente •  Muestras de suelo y agua de represa de Milluni, contaminados
Sociedad •  EDSA 2016: en El Alto, la anemia en infantes es del 87%, más que municipios de alta pobreza
Medios •  Un repositorio de información sobre la elección judicial abierto al público
Sociedad •  El teleférico reduce en 22 % el tiempo de viaje de un pasajero


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235