DESTACAMOS >>> 
  • La próxima semana, la Biblioteca virtual subirá los Estados del Arte de La Paz que sirvieron para armar una agenda de investigación departamental
  • La próxima semana, la Biblioteca virtual subirá los Estados del Arte de La Paz que sirvieron para armar una agenda de investigación departamental
 
MÁS NOTICIAS
Generacionales 
Los niños de una comunidad ayorea tienen una temprana inserción en el trabajo infantil
Periódico Digital PIEB • 31-03-2017

Por Malkya Tudela Canaviri

La situación de los niños y niñas de la comunidad ayorea Degüí está asociada a las labores de mendicidad, a la baja cobertura educativa formal, a perfiles de desnutrición y exposición a la discriminación que ejerce en su contra la sociedad en general, según el estudio Entre anillos, presentado en febrero en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Entre anillos. Estudio sobre trabajo infantil y demanda laboral entre adolescentes y jóvenes ayoreos del Municipio de Santa Cruz de la Sierra se realizó en la Comunidad Degüí, asentada en la Villa Primero de Mayo, fuera del octavo anillo de la capital cruceña. Allí viven 460 personas agrupadas en 126 familias. Aunque la mayoría de las niñas y niños han nacido en esa capital, la comunidad en general mantiene un arraigo con sus lugares de origen (San José de Chiquitos, Concepción, Porongo), en una dinámica de idas y vueltas desde y hacia esas poblaciones.

La socióloga y docente de la UAGRM Elisa Saldías, coordinadora del estudio, explicó que las niñas y niños de esta comunidad piden limosna en las rotondas y avenidas de la capital cruceña casi siempre vigilados por sus madres. “Desde la perspectiva de la cultura occidental se dice que son las madres las que los mandan a trabajar –dice Saldías, pero ellas están cerca en sentido de (darles) cuidado y de protegerlos sobre todo frente a accidentes o actos de discriminación”.

Un censo en la comunidad muestra que el 41% de niños no asiste a la escuela y el 59%, sí. Saldías explica que ese ausentismo se debe analizar de manera interdisciplinaria, pero existen hechos concretos como la pobreza, la desnutrición, el idioma de aprendizaje (castellano) y el no reconocimiento de los padres de familia respecto de la educación como un medio de superación y realización personal y social, que influyen en descartar la escolarización.

“Esto tiene que ver con su memoria histórica cultural, ellos son nómadas y lo inmediato es lo importante. Pero también tiene que ver con la generación, los abuelos y abuelas dicen: nosotros vivimos tranquilos y no sabemos ni leer”, reflexiona Saldías.

Los padres, mayores de 35 años y los más jóvenes, suelen manifestar el deseo de que sus hijos aprendan en la escuela. Sin embargo en los adolescentes está completamente ausente una aspiración de educación a largo plazo.

Saldías aclara que los adolescentes, al igual que los adultos, tienen la idea de trabajar en labores que no cuenten un jefe o un patrón. La jardinería, bachear (tapar baches en las calles), carpir lotes, son algunos de los trabajos de su interés, y muy pocos optan por la albañilería.

La noción de libertad está fuertemente arraigada, incluso en los niños. Algunos padres admiten por ejemplo que sus niños van a trabajar sin su consentimiento, luego pasan su tiempo en el café Internet y regresan a las once de la noche sin dar explicaciones sobre sus actividades del día. 

Otro rasgo identificado es el trabajo sexual de adolescentes y jóvenes mujeres, en algunos casos vinculado al consumo de drogas. Se trata de una actividad mal vista en la comunidad y sujeta a discriminación interna. 

Elisa Saldías explica que el problema del trabajo infantil no se va a resolver de manera inmediata y necesita intervenciones del Estado y de la misma comunidad. Las intervenciones del Estado deben ser estudiadas y planificadas puesto que, por ejemplo, ante la presencia de niños huérfanos es un error intervenir para llevarlos a hogares estatales cuando la comunidad ayorea está formada por una estructura de familias que acogen a los niños huérfanos como propios.

“La recomendación a la población ayorea es que tiene que fortalecer su identidad tomando en cuenta que están en la ciudad, que su contexto no es el monte, no es la selva. La lucha contra el cojñone (el hombre blanco) tiene que ser a través de la educación para conquistar espacios y lograr igualdad en términos sociales, económicos, etc.”, dice Saldías.

El estudio Entre anillos se realizó en el marco de una alianza entre las instituciones Apoyo Para el Campesino-indígena del Oriento Boliviano (APCOB), la Central Ayorea Nativa del Oriente Boliviano (CANOB), el Instituto de Investigación de la Facultad de Humanidades (INIFH) de la UAGRM y su Observatorio Infanto Juvenil.

El equipo investigador estuvo conformado por: Elisa Saldías Rivera, (Coordinadora). Hagler Justiniano Cujuy, Loyola Aucachi Arana (investigadores). Gabriela Dosapé, Ruth Etacore, Carmen Chiqueno, Isaac Chiqueno, Iver Rivero (co-investigadores Ayoreos). Rosalia Martinez Martinez, Datmila Liliam López Fuentes, Hugo Arias Vargas (asistentes de investigación).
© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
Convocatorias  •  Convocan a ponencias sobre “La reinvención de tierras bajas americanas”
Medio Ambiente  •  Unas 123 especies de agua dulce están amenazadas en los Andes Tropicales
Tierra y Territorio  •  La acción humana ha intervenido y modificado cerca del 50 % del territorio
Agro  •  Sistematizan los aportes de “Repensando el modelo agrario boliviano”
Agro  •  Senamhi: Se reducen las horas de frío y esto puede afectar a la producción de frutales
Salud •  La salud pública tiene carencias para detectar riesgo de discapacidad en infantes
Desarrollo •  Bolivia se coloca atrás en la nómina de naciones innovadoras
Agropecuaria •  El maní, se gana más en el comercio que en la producción
Generacionales •  Más de 970 mil niños y niñas están en riesgo de perder el cuidado familiar y parental
Publicaciones •  El PIEB pone en línea estados del arte que sintetizan la investigación en cada departamento
Población •  Cerca de 1,9 millones de personas, la mayoría niños y niñas, viven en la indigencia


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235