DESTACAMOS >>> 
  • La siguiente semana, descargue estudios que dieron pie a proyectos de prefactibilidad para el desarrollo de Pando
  • La siguiente semana, descargue estudios que dieron pie a proyectos de prefactibilidad para el desarrollo de Pando
 
DOSSIER
TEMA: Incendios Forestales

El bosque necesita entre 40 a 50 años para reponerse tras una deforestación
30-06-2008

La investigación forestal ha demostrado que el ciclo de corta en el aprovechamiento forestal, el tiempo que se espera antes de volver al lugar deforestado para aprovecharlo nuevamente, es demasiado breve (20 años) como para que las especies se reproduzcan nuevamente. La ingeniera forestal Armelinda Zonta considera que este ciclo se debe ampliar a 40 o 50 años.

La ingeniera Armelinda Zonta, coordinadora del Programa Manejo de Bosques de la Amazonía Boliviana (PROMAB), explica que la investigación en el tema forestal ha tomado un impulso inusitado desde hace 15 años en Bolivia. El PROMAB impulsa ahora la IV Reunión de Investigación Forestal “Hacia un Manejo Forestal Comunitario” que se realizará del 3 al 5 de septiembre en Cobija, Pando.

A inicios de los 90, cuando se iniciaba la discusión sobre biodiversidad y medio ambiente, el antiguo Centro de Desarrollo Forestal contrató consultores para elaborar un diagnóstico sobre el estado de la investigación forestal en Bolivia; a partir de ese momento el proyecto BOLFOR (Bolivia Forestal) dio un impulso importante a la investigación, principalmente para buscar respuestas a la sostenibilidad del uso del bosque.

Según Zonta, entre 1992 y 1993 también se elaboraron estudios sobre las potencialidades forestales de la Amazonía a pedido del Ministerio de Agricultura, y ese estudio permitió verificar que la investigación en la zona estaba casi ausente y era necesario priorizarla.

Entre 1993 y 1994, la Universidad de Utrecht (Holanda) llegó al norte del país y, en alianza con la Universidad del Beni, realizaron investigaciones importantes sobre ecología forestal y estudios transeconómicos que permitieron entender la situación de los recursos forestales en esa región. En adelante se hicieron investigaciones interesantes a otros niveles, se crearon centros de investigación y las universidades públicas asumieron la tarea de generar conocimiento entorno al tema.

Actualmente la investigación y la tecnología están en crecimiento, mientras que las capacidades de los investigadores avanzan pues han presentado sus estudios a nivel internacional y participan de discusiones con sus colegas del exterior.

20 años es poco
Zonta advierte que la investigación es útil para medir la acción del ser humano sobre los recursos naturales, para saber si esta acción es sostenible o no. La investigación forestal define el marco para elaborar una legislación o reglamento, que a su vez establece parámetros de acción sobre los cuales se puede explotar el bosque. Posteriormente, a medida que las normas se aplican, la investigación va advirtiendo al ente regulador acerca de qué es o qué no es sostenible, qué se debe ajustar, qué acciones se deben priorizar o qué acciones se deben anular.

En Bolivia, por ejemplo, se ha definido un ciclo de corta de 20 años, eso significa que en ese período el bosque debería recuperar los volúmenes madereros que le fueron extraídos. Sin embargo, Zonta advierte que la investigación está demostrando, ahora, que ese ciclo de corta no es sostenible y necesita un urgente ajuste, si se pretende mantener el bosque en buen estado de conservación, a nivel biológico, económico y ambiental.

“La investigación está llamando la atención hacia este hecho. Dentro del Programa PROMAB, con tesistas de doctorado de la Universidad de Utrecht, tenemos datos sobre las tasas de regeneración natural de las especies. El aprovechamiento forestal en el norte del país, con las normas que tenemos, son rangos muy abiertos, hay que ser más conservadores, si queremos mantener el valor del bosque. Veinte años es poco para recuperar el bosque, según las tasas y diámetros que se están afectando”, comentó.

Una vez que se hace el aprovechamiento forestal, actividad en la cual se puede explotar hasta el 80% del volumen del bosque, no se puede volver al mismo lugar sino después de 20 años. Zonta plantea que el ciclo de corta debe ser más grande para que se pueda entrar al bosque por lo menos cada 40 ó 50 años a sacar la cantidad de madera que ahora se está aprovechando; sólo así se podrá asegurar la recuperación de la masa boscosa extraída o deforestada.

Sólo como referente, en el caso de Brasil, el Sistema de Alerta de Deforestación (SAD), que entrega periódicamente el Instituto del Hombre y Medio Ambiente de la Amazonía, indicó esta semana que la deforestación afectó en mayo a 294 kilómetros cuadrados de selva, un 88,5% por encima de los 156 kilómetros cuadrados de abril.

Pero la investigación debe crecer todavía más, la ingeniera Zonta dice que se han estudiado bastante en el ámbito biológico y ecológico, pero todavía existen pequeños avances en el aspecto socioeconómico. “Hay que darle relevancia al entendimiento del ser humano, cómo se relaciona con el bosque y cómo se desenvuelve la economía de las poblaciones originarias campesinas versus la economía del mercado”, dijo.

Se debe fortalecer a las universidades y a la investigación en el país porque hasta ahora se ha dado poca importancia a la formación de los investigadores. “Si el país no tiene soberanía con sus propios profesionales y que estos se preparen para gestionar teorías, nuestra investigación siempre va ser hecha desde afuera”, comentó.



 
 
EN PORTADA
Comunicación  •  SembraMedia: Hay un ecosistema vibrante de nuevos medios digitales
Investigación  •  V Congreso de plantas medicinales se reúne en torno a diez áreas temáticas
Género  •  La tasa de actividad de las mujeres es 27% menor a la de hombres
Recursos Naturales  •  La especie de coca que es base de la bebida gaseosa no está presente en Bolivia
Publicación  •  Biblioteca virtual: publicaciones sobre proyectos para el desarrollo de Pando
Generacionales •  Investigación explora en la sexualidad y comportamiento sexual en adolescentes
Género •  Mujeres intelectuales: distinta historia y devenir de académicas y no académicas
Sociedad •  Cárceles: la reinserción solo sucede por esfuerzo de los propios privados de libertad
Generacionales •  Más de 970 mil niños y niñas están en riesgo de perder el cuidado familiar y parental
Género •  Mujer encarcelada: sin trabajo estable, con solo primaria y menos del salario mínimo
Medio Ambiente •  Unas 123 especies de agua dulce están amenazadas en los Andes Tropicales


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235