DESTACAMOS >>> 
  • Esta semana, descargue estudios de la convocatoria Formulación de propuestas para la producción sostenible de quinua en Oruro y Potosí
  • El Periódico Digital del PIEB forma parte de la nómina mundial del Observatorio de Nuevos Medios digitales
  • Le invitamos a leer los artículos de nuestro Dossier Desarrollo y Sociedad con temas de educación, seguridad y género
  • Esta semana, descargue estudios de la convocatoria Formulación de propuestas para la producción sostenible de quinua en Oruro y Potosí
  • El Periódico Digital del PIEB forma parte de la nómina mundial del Observatorio de Nuevos Medios digitales
  • Le invitamos a leer los artículos de nuestro Dossier Desarrollo y Sociedad con temas de educación, seguridad y género
 
DOSSIER
TEMA: El aborto

En la inundación de 2010 más de 65% de embarazadas reportó problemas serios de salud
24-02-2014

Las emergencias naturales sacan a flote la violencia en razón de género y los problemas de salud que afectan a las mujeres en edad fértil. En general ellas multiplican sus roles en el cuidado de niños, ancianos y enfermos, y a la vez se exponen a peligros de salud directamente vinculados a su condición de mujeres (infecciones, partos, abortos, etc.), más de 65% de las embarazadas reportó uno o más problemas serios de salud.

Las conclusiones salen del estudio dirigido por Manigeh Roosta que refleja las necesidades de atención de la salud sexual y reproductiva de las mujeres en edad fértil en las crisis de emergencia en la sequía del Chaco y la inundación en el Beni en 2010. El estudio se hizo mediante la aplicación de una encuesta a mujeres de 18 a 49 años de edad; las encuestadas fueron 271 en Beni y 399 en el Chaco, pero luego de una depuración se analizaron 643 boletas en total.

“Las mujeres tienen necesidades particulares (de salud) que requieren atención especial”, por ejemplo, los fenómenos naturales son por falta o por abundancia de agua, lo que las hace estar expuestas a infecciones y problemas de salud sexual reproductiva. “Los nacimientos y partos no paran, las mujeres embarazadas no ponen una pausa para que pase el desastre y después seguir con la gestación”, dice Roosta.

Las mujeres suelen trabajar en el sector informal o por cuenta propia, por tanto sin seguridad social y rápidamente sacrifican su trabajo para atender a la familia. En contextos de emergencias naturales, acarrear agua todo el día, ir a buscar alimentos (de la asistencia) y hasta ir al baño a lugares alejados de la población son acciones que sitúan a las mujeres en riesgo y peligro.

Más de la mitad de las mujeres en Beni (66%) tuvieron que trasladarse a albergues (37%) durante la inundación y/o a casa de sus familiares, vecinos u otros (19%), en un promedio de desplazamiento de 3 a 6 meses. La falta de medicamentos afectó a un 47% de las mujeres, y la falta de alimentos producidos en la zona agravó la salud de las familias (75%).

“Durante las inundaciones del 2010 –dice el estudio, alrededor de 65% de las embarazadas (de un total 77 casos), reportó algún problema de consideración como fiebre, pérdida de líquido, dolores, calambres o sangrado. Pese a los problemas de acceso por mal estado de caminos o transporte (expresado por 32%), más de 70% de ellas acudió a los servicios de salud. Sin embargo, la calidad de servicios de salud no era satisfactoria para un tercio de las entrevistadas en los municipios donde se ha llevado a cabo la investigación”. En otro acápite, más del 50% refirió haber experimentado algún tipo de violencia por parte de su pareja durante o después de las emergencias.

Testimonio
‘”Cuando empezó la inundación me encontraba sola con mis 5 hijos y mi esposo se encontraba en el campo. Yo estaba desesperada, el agua cada día subía más y no sabía qué hacer, mis hijos pequeños ni como me ayuden, no quise salir de mi casa (…) Todos los vecinos preocupados por sus casas, yo cómo pude con mis hijas mayores construimos guarachas para dormir ya que el agua nos llegaba a media canilla, de la fuerza que hice se adelantó mi parto, y para completar era de noche, y no tenía plata.
La mande a mis hijas de 11 y 9 años a buscar a mi vecina que era partera, ella había salido a las carpa, quedaba un poco lejos, …cada vez…, el dolor era más fuerte y ya estaba perdiendo líquido; mi otro hijo hizo fuego y puso la caldera para tener agua caliente. Yo solo le pedía a Dios que no me suceda nada malo y pueda salir de esa noche, de suerte la encontraron [a la partera], llegaron a la hora, yo sentí que se tardaron hartísimo, yo estaba muy débil y el parto se hizo largo, hasta que por fin nació, yo no la escuché llorar y me asusté pero todo salió bien aunque fue una noche distinta, la más larga que he pasado, mis hijos eran los más preocupados y casi no durmieron por acompañarme. Después que salió la placenta la partera me dio unos mates y luego se fue y me dijo si necesitaba algo que mande a llamarla. Mi marido llegó a la semana, yo ya estaba recuperada, había tomado puro hiervas, mates. El llegó con plata y recién fui al hospital, allá me sacaron análisis hasta para el SIDA, me dijo el médico, para ver que todo esté bien. No creo que pase algo después si ya había pasado lo peor”. (39 años-Beni)

Referencias bibliográficas
Mujeres, salud y violencia en contextos de emergencias naturales. Roosta, Manigeh (coordinadora). CIDES UMSA. 2012.



 
 
EN PORTADA
Medio Ambiente  •  Gran Chaco boliviano: 930 hectáreas de bosque por día se perdieron entre enero y mayo
Medio Ambiente  •  Poopó: sistematización refleja reducido impacto de las acciones para remediar daño
Tecnología  •  Coroico: Estudian 170 especies de plantas e identifican 6 con potencial medicinal
Naciones  •  Investigación: es posible pasar del conflicto a la concertación
Instituciones •  Monitoreo detecta aspectos flexibles en selección de candidatos al órgano judicial
Generacionales •  Más de 970 mil niños y niñas están en riesgo de perder el cuidado familiar y parental
Sociedad •  Seguridad ciudadana: políticas y conceptos sobre criminalidad desvinculados entre sí
Seguridad alimentaria •  El Alto: 84,4% se alimentó en los agachados entre 1 y 3 veces en una semana
Recursos Naturales •  La especie de coca que es base de la bebida gaseosa no está presente en Bolivia
Medio Ambiente •  Unas 123 especies de agua dulce están amenazadas en los Andes Tropicales


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235