DESTACAMOS >>> 
  • Esta semana, descargue estudios de la convocatoria 100 Años de Educación en Bolivia
  • El Periódico Digital del PIEB forma parte de la nómina mundial del Observatorio de Nuevos Medios digitales
  • El PD_PIEB pone en línea el reportaje Esterilizaciones en adolescentes en Bolivia
  • Esta semana, descargue estudios de la convocatoria 100 Años de Educación en Bolivia
  • El Periódico Digital del PIEB forma parte de la nómina mundial del Observatorio de Nuevos Medios digitales
  • El PD_PIEB pone en línea el reportaje Esterilizaciones en adolescentes en Bolivia
 
DOSSIER
TEMA: Dossier Física

¿Cuál es la calidad del aire que respiramos en La Paz?
30-11-2016

Jorge Estevez

¿Puede la contaminación ambiental de La Paz ser dañina para la salud? ¿Podría el smog generado por los automóviles que recorren nuestras calles y avenidas ser un peligro para la población? ¿Cuál es la calidad del aire que respiramos? ¿Existen diferencias en los índices de contaminación en la ciudad de La Paz y El Alto? Específicamente, ¿qué componentes podemos encontrar en el ambiente del área metropolitana de La Paz?

El Laboratorio de Física de la Atmósfera, del Instituto de Investigaciones Físicas de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), bajo el liderazgo del docente e investigador Marcos Andrade, realiza una campaña de monitoreo de material particulado en el área metropolitana de La Paz. El proyecto comenzó en marzo de este año y continuará hasta marzo del año 2017, y espera recolectar datos que sirvan para responder a las anteriores preguntas.

Según explica Marcos Andrade, en una entrevista con el PD PIEB, durante un año se han instalado equipos bastante parecidos a los que tiene el observatorio de Chacaltaya para lograr hacer mediciones a las partículas que flotan en el aire.

El primero de estos equipos ha sido instalado en el aeropuerto de la ciudad de El Alto: "al estar por lo menos a 800 metros de distancia de cualquier asentamiento estamos midiendo el background, los aerosoles de fondo, que está en la región" explica Marcos Andrade. "Sabemos que la concentración de aerosoles, que tiene que ver con la salud, puede ser muy alta en algunos lugares; por ejemplo, en la avenida que está junto al aeropuerto, que ahora es tan concurrida, es muy alto, pero uno al caminar y alejarse de la fuente, rápidamente cae la concentración. Por eso nos interesaba conocer el nivel de concentración del aire que respira la mayoría de las personas". El otro lugar donde los investigadores han instalado sus equipos es el techo del Museo Interactivo "Pipiripi", en el Parque Urbano Central.

Cuatro investigadores docentes de la UMSA trabajan en este proyecto, junto con tres especialistas técnicos altamente calificados, y también estudiantes de postgrado y de pregrado. "Esperamos entender el comportamiento, la periodicidad y la variación en los niveles de las quemas, pero sobre todo entender las fuentes de carbón negro, y próximamente, también, la medición de metales mediante filtros especiales que estamos usando", asegura Andrade. Esta es la primera vez que se realiza un estudio de esta naturaleza en el país, y por eso es que los filtros están siendo enviados a España y Francia.

"Históricamente, en este tipo de proyectos, se mide material particulado en PM10, partículas menores a diez micrómetros, la millonésima parte de un metro. El problema es que no era fácil hacer mediciones menores. Hoy en día la tendencia es moverse a partículas de menor tamaño". Las partículas más pequeñas tienen una mayor facilidad para ingresar al cuerpo humano, a los alvéolos pulmonares, y después quedarse ahí, causando potenciales riesgos para la salud.

Los investigadores esperan poder publicar los resultados exactos de las mediciones el próximo año. Andrade tiene la expectativa que los resultados obtenidos puedan servir para generar políticas públicas que ayuden a la población en general. "Anteriormente tuvimos bastante éxito con la campaña de prevención UV. Esperamos que pueda suceder algo similar en este caso".

En diciembre 2011 se realizó un proyecto similar, una nueva estación regional (CHC/GAW) de la red Global Atmosphere Watch parte de la World Meteorological Organization (WMO) en el Monte Chacaltaya (5400 m snm). "El objetivo de esta es monitorear la composición atmosférica de la región, principalmente gases de efecto invernadero, gases reactivos y material particulado, con el fin de estudiar el transporte de estos elementos hacia la troposfera media y hacia (y de la) la troposfera libre".

Desde su puesta en marcha CHC/GAW ha trabajado de manera continua, con pocas interrupciones casi todas relacionadas a descargas eléctricas. Los primeros resultados, correspondientes a los años 2012-2013, muestran que el transporte de material particulado, producto de la quema de biomasa vegetal, es claramente visible en los datos adquiridos en ese periodo.

"Asimismo, el efecto de la contaminación producida en la región metropolitana de La Paz, relativamente cercana a la estación aunque a mucha menor altura, es claramente observado en los datos diarios y promedios temporales más largos. Esos datos sugieren que la estación está en la troposfera libre, especialmente durante la noche, mientras que durante el día es muy común que la advección de aire caliente, debido al calentamiento de la superficie y el incremento de procesos turbulentos, permitan el transporte de material particulado y gases hacia Chacaltaya a través del crecimiento de la capa límite planetaria. Un comportamiento asociado a las temporadas seca y húmeda, es también evidente en los datos".

El Laboratorio de Física de la Atmósfera y el Instituto de Investigaciones Físicas de la Universidad Mayor de San Andrés han trabajado en estos proyectos en colaboración con el Laboratoire de Glaciologie et Geophysique de l´Environnement (LGGE), CNRS-UJF, Grenoble, Francia; el Observatoire des Sciences de l´Univers (OSUG), IRD—CNRS—UJF, Grenoble, Francia; el Laboratoire de Météorologie Physique, CNRS—UBP, Clermont—Ferrand, Francia, Laboratoire des Sciences du Climat et de l´Environnement (LSCE/IPSL), Unite Mixte de Recherche (CEA-CNRS-UVSQ), Gif—sur—Yvette, Francia; Leibniz Institute for Tropospheric Research (TROPOS), Alemania, Department of Environmental science and analytical Chemistry (ACES), Stockholm University, Suecia, Institute of Atmospheric Sciences and Climate, CNR, Bologna, Italia, Goddard Space Flight Center, National Aeronautics and Space Administration, Estados Unidos, Institut de Recherche pour le Developpement, Laboratoire HydroSciences Montpellier, Unité Mixte de Recherche (IRD, CNRS, UM1, UM2), Montpellier, Francia Institut Pierre Simon Laplace, Laboratoire des Sciences du Climat et de l´Environnement, Unite Mixte de Recherche (CEA, CNRS, UVSQ), Gif-sur-Yveííe, Francia.



 
 
EN PORTADA
Política  •  ¿Cómo se materializa en los hechos el Estado laico?
Sociedad  •  La presión externa sobre los chiquitanos y su estrategia para mantener su territorio
PIEB  •  Biblioteca virtual: medio ambiente, vivir bien y educación
Instituciones •  Monitoreo detecta aspectos flexibles en selección de candidatos al órgano judicial
Sociedad •  La Paz: Número de comerciantes no ha crecido en seis años
Medio Ambiente •  Gran Chaco boliviano: 930 hectáreas de bosque por día se perdieron entre enero y mayo
Medio Ambiente •  Muestras de suelo y agua de represa de Milluni, contaminados
Sociedad •  EDSA 2016: en El Alto, la anemia en infantes es del 87%, más que municipios de alta pobreza
Medios •  Un repositorio de información sobre la elección judicial abierto al público
Sociedad •  El teleférico reduce en 22 % el tiempo de viaje de un pasajero


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235