DESTACAMOS >>> 
  • La siguiente semana, descargue estudios que dieron pie a proyectos de prefactibilidad para el desarrollo de Pando
  • La siguiente semana, descargue estudios que dieron pie a proyectos de prefactibilidad para el desarrollo de Pando
   
Nota
 
Suelos frágiles de Ladislao Cabrera soportan expansión de cultivo de quinua

La falta de agua, el descontrol de la superficie cultivada, la marginalización del ganado camélido de las praderas productoras son algunas de las acciones que aceleran la desertificación de la provincia orureña Ladislao Cabrera y ocasionan la pérdida de la capacidad productiva de los suelos. Para enfrentarlo, un equipo de investigación de la Fundación Producción, Seguridad Alimentaria y Medio Ambiente (PROSAMA) coordinado por Pedro Román Vallejos, propone acciones de productividad y fertilidad de los suelos.

Para enfrentar estos cambios y en la búsqueda de adaptaciones al Cambio Climático, se realizó la investigación “Medio ambiente y producción de quinua. Estrategias de adaptación a los impactos del cambio climático”, en el marco de la convocatoria “Formulación de propuestas para la producción sostenible de quinua en Oruro y Potosí”, organizada por el Programa de Investigación Ambiental (PIA) del Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB) y financiado por la Embajada de Dinamarca.

Estrategias de conservación

El estudio mostró que en la provincia Ladislao Cabrera se está produciendo una alarmante expansión de la frontera agrícola, cuyas consecuencias son una ampliación de nuevas zonas agrícolas de suelos frágiles y una marginalización de actividades productivas como el pastoreo de camélidos y forestación que contribuyen a la estabilidad de los suelos mediante sus desechos orgánicos y la cobertura vegetal evitando la deforestación.

Entre el año 1992 al 2010 la superficie destinada a la producción de quinua se expandió de 306 17.216 hectáreas (has). Pero la mayor expansión se produjo entre 2000 y 2004, lapso que coincide con el auge del precio del producto a nivel internacional.

El equipo de investigadores propone ubicar áreas para reposición de cobertura vegetal y conservación de praderas nativas a través de los siguientes criterios: suelos con escasa presencia de pastos nativos, suelos erosionados o en proceso de degradación, suelos en descanso.

Simultáneamente excavarán zanjas de infiltración para recuperar y conservar praderas nativas y mantener la biodiversidad, se cosecharán y recolectarán semillas nativas que sean nutritivas para el ganado camélido y que además se adapten a los suelos y condiciones climáticas del área. Para los animales se prevé la dieta nutricional del ganado en periodos críticos (agosto, septiembre, octubre y noviembre), cultivando cebada, avena y triticale.

Los beneficiados con este proyecto serían 58 comunidades (320 familias) en Pampa Aullagas y 134 comunidades (2.813 familias) en Salinas de Garci Mendoza, ubicadas en la provincia Ladislao Cabrera.


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235