DESTACAMOS >>> 
  • Esta semana, descargue estudios que dieron pie a proyectos de prefactibilidad para el desarrollo de Pando
  • Esta semana, descargue estudios que dieron pie a proyectos de prefactibilidad para el desarrollo de Pando
   
Nota
 
Tres microorganismos capturan nitrógeno para la quinua

Azotobacter, azospirillum y cianobacterias son tres microorganismos capaces de capturar el nitrógeno presente en la atmósfera y convertirse en fertilizantes para las plantas de quinua, que les permitiría reciclar sus nutrientes y ser promotores de mayor crecimiento.

La fertilización de los campos de quinua se hace con estiércol de camélido, un insumo que contiene nitrógeno y ha comenzado a escasear en la región productora debido al cambio de uso de suelos para dedicarlos al cultivo. El nitrógeno permite el rápido crecimiento de las plantas.

Cambio debido al crecimiento del cultivo de la quinua por la demanda internacional por sus propiedades altamente nutritivas. En los último años, el cultivo de la quinua en la zona intersalar ha demostrado un crecimiento sin precedentes, cifras oficiales indican que entre los años 2005 y 2006 las exportaciones crecieron un 62.9%.

Ante esta situación, la alternativa biológica podría ser un fertilizante biológico con base en microorganismos, capaces de capturar el nitrógeno atmosférico y convertirlo en fertilizante natural. Investigación que se realizó durante el 2009, y coordinada por Isabel Morales, del Instituto de Biología Molecular de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), en el marco de la convocatoria “Formulación de propuestas para la producción sostenible de quinua en los departamentos de Oruro y Potosí”, organizada por el Programa de Investigación Ambiental, brazo operativo del Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB) con el apoyo financiero de la Embajada de Dinamarca.

El procedimiento

La investigación denominada “Producción in situ de biofertilizantes para el cultivo de quinua” se constituye en una herramienta metodológica y de desarrollo tecnológico para reducir las restricciones de nutrición de las plantas de quinua en el altiplano boliviano.

Las pruebas de campo se harán en Pampa Aullagas y Bengalvinto, poblaciones del departamento de Oruro, con el fin de consolidar una tecnología microbiana accesible para los agricultores, que permita la fabricación de un fertilizante orgánico con alto tenor en nitrógeno.

El libro presenta en la primera parte, los resultados, donde se logró aislar microorganismos relacionados con la fijación del nitrógeno, los cuales fueron caracterizados molecularmente y luego se desarrolló el caldo de cultivo con substancias disponibles en el mercado local; posteriormente, se realizaron pruebas en invernadero y se seleccionó una cepa nativa del Altiplano Sur, con la cual se desarrolló un biofertilizante en laboratorio.

En la segunda parte del documento se hace una propuesta para la producción del biofertilizante in situ, se plantea la utilización de biodigestores artesanales a energía solar, se complementa con la difusión para el uso del biofertilizante nitrogenado, con el respectivo sistema de monitoreo y su presupuesto tentativo para realizar esta fase del proyecto.


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235