DESTACAMOS >>> 
  • La próxima semana, la Biblioteca virtual subirá los Estados del Arte de La Paz que sirvieron para armar una agenda de investigación departamental
  • La próxima semana, la Biblioteca virtual subirá los Estados del Arte de La Paz que sirvieron para armar una agenda de investigación departamental
   
Nota
 
Cuatro ejes de investigación para los Servicios Ecosistémicos

Conservación Internacional (CI) y el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB) firmaron un convenio para la elaboración de una agenda de temas a ser investigados sobre los beneficios que brinda la naturaleza para el bienestar de los bolivianos, a través de lo que se conoce como servicios ecosistémicos. Y actualmente se cuenta ya con una importante base para trabajar en este ámbito.

A partir de la Agenda de Investigación sobre “Los beneficios de la naturaleza y su contribución al bienestar” han sido identificados cuatro ejes temáticos como prioridades de investigación. Y son: El agua como un recurso urgente a ser preservado; el rol que juegan los bosques en la regulación climática; los productos de la naturaleza y los beneficios que aportan a comunidades; y actividades como el ecoturismo.

La construcción de la agenda, coordinada por Cristina Zea O’Phelan, comenzó con la elaboración de un diagnóstico del estado de la investigación en la temática, el cual muestra que, si bien los estudios e investigaciones científicas han apuntado a desentrañar los distintos aspectos de los servicios ecosistémicos, todavía no se ha logrado identificar claramente cuál es el aporte del agua, los bosques y la belleza escénica, por ejemplo, para el bienestar de la población.

La identificación de los ejes temáticos de investigación se hizo con la participación de especialistas en el tema, a través de la organización de mesas de trabajo participativas.

El trabajo de Zea O’Phelan incluyó la realización de entrevistas a diversos especialistas y viajes a lugares como Cobija, Santa Cruz y Tarija. Durante este proceso se rescataron ejemplos de concertación, diálogo y canalización de acciones colectivas en pro de la conservación de las fuentes de agua y de sus recursos naturales; o esfuerzos conjuntos desde comunidades rurales, municipios locales, por hacer de sus lugares de origen una fuente de ingreso pero desde un ángulo de respeto al medio ambiente.

En este diagnóstico se constató que existen muy pocas investigaciones que vinculen el área económica con los servicios ecosistémicos y que establezcan cuál es su aporte al nivel de bienestar de la población boliviana. En la misma dirección, son escasas las investigaciones que se concentren en el aspecto social con los servicios ecosistémicos y pocas investigaciones que analicen al mismo tiempo varios aspectos (social, económico, legal, científico, ambiental, cultural, etc.).

Una de las experiencias que sobresale de esta parte del proceso es la generada por comunarios de los valles cruceños colindantes con el Parque Nacional Amboró, en Santa Cruz, a partir de arreglos recíprocos o solidarios para la conservación de fuentes de agua. Se trata de una iniciativa que comenzó en 2003, en la comunidad de Los Negros; actualmente ya son 14 municipios que se están involucrando con esta iniciativa.

“En este caso es interesante rescatar el rol que han jugado las cooperativas locales de agua, que están participando con los aportes de los usuarios, para ser parte del fondo de conservación de las fuentes de agua. Todos estos elementos demuestran que se ha dado un proceso de concientización en la gente sobre la importancia de preservar las nacientes de las cuencas aguas arriba, para contar con una mayor cantidad de agua, aguas abajo”, afirma Zea O’Phelan.

El caso del albergue ecoturístico Chalalán es otro ejemplo rescatable y quizá la más conocida. Esta iniciativa, si bien tuvo un importante apoyo de la cooperación internacional en la capacitación de los comunarios e infraestructura, se ha constituido en un punto de referencia para emprendimientos enmarcados en el ecoturismo.

Estas y otras ricas experiencias conocidas en el proceso de construcción de la Agenda, muestran que es necesario elaborar una agenda para investigaciones futuras, con temáticas que conjuguen los servicios de la naturaleza con el bienestar de los seres humanos. Así será posible incluso iniciar un proceso de concienciación para valorar y preservar la naturaleza.

El desafío que resta es que los investigadores pongan en evidencia la contribución de la naturaleza al bienestar de los bolivianos y desde esta perspectiva promuevan el debate público, viendo a la diversidad de criterios como un aporte para construir propuestas que nos beneficien a todos.


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235