DESTACAMOS >>> 
  • El lunes 29 de mayo, el Periódico Digital pondrá en línea un Dossier sobre el tema del Trabajo y Trabajadores
  • El lunes 29 de mayo, el Periódico Digital pondrá en línea un Dossier sobre el tema del Trabajo y Trabajadores
   
Nota
 
Investigan conflictos ambientales y efectos de la minería en la salud

Las zonas Cantumarca y San Cristóbal de la ciudad de Potosí se han convertido en objetos de estudio de dos equipos de investigadores que buscan establecer, en el primer caso qué tipo de conflictos socio-ambientales produce la contaminación minera y, en el segundo, determinar cuál es la actitud de la población respecto a los efectos que causa la actividad minera en su salud.

Se trata de un grupo de seis investigadores potosinos que respondieron a la Convocatoria “Contaminación Minera en Potosí” lanzada la pasada gestión por el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB) con el co-auspicio de la Prefectura de Potosí, la Asociación de Municipios de Potosí, la Universidad Autónoma Tomás Frías, el Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo y la Sociedad Potosina de Ecología.

Esta Convocatoria se inscribe en el “Programa de Apoyo al Desarrollo Sostenible, Gestión de Recursos Naturales y Medio Ambiente” que se ejecuta en el marco del Convenio firmado por los gobiernos de Bolivia y de Dinamarca, y que ahora está a cargo del PIEB, a través de su Programa de Investigación Ambiental (PIA).

Este trabajo busca incidir en las políticas públicas para la Gestión Ambiental Minera produciendo conocimiento científico que dé respuestas concretas a la prevención y mitigación de los efectos ocasionados por la contaminación minera del departamento de Potosí.

Ambas investigaciones responden al diagnóstico sobre el estado de la investigación en materia de contaminación minera en Oruro y Potosí que fue realizado en pasado año por el PIEB en base a un sondeo exploratorio en el cual participaron más de 70 profesionales de diferentes disciplinas e instituciones relacionadas con la actividad minera.

El diagnóstico establece que existe poca atención a la población que está expuesta a la contaminación por metales pesados, por ello el proyecto “Concepciones actitudes y prácticas respecto a la contaminación minera y sus efectos en la salud de los habitantes de Potosí” ejecutado bajo la coordinación de Ingrid Tapia, busca llenar ese vacío en materia de investigación en ese departamento.

Tapia junto al arquitecto Olivier Barras y el médico salubrista Juan Carlos Oporto buscan conocer y analizar esta situación con el objetivo de incidir en las políticas públicas de prevención y educación sobre el tema de la contaminación minera y las implicancias que tiene en la salud de la población en general y en mujeres, niños y mineros en particular.

Diferentes investigaciones científicas establecen que los metales pesados como el arsénico y el plomo pueden llegar a los organismos vivos por absorción directa a través de la piel, las mucosas, el sistema respiratorio o la ingesta de alimentos y agua contaminada, causando un daño agudo o crónico, e incluso la muerte.

En ese contexto, el grupo meta de este estudio está altamente expuesto a ese tipo de contaminación, toda vez que no sólo trabaja en el Cerro Rico de Potosí sino que también habita en sus alrededores.

El Instituto Nacional de Estadísticas establece que Potosí tiene los peores indicadores sanitarios respecto a la población infantil, por ejemplo, registra los porcentajes más altos de niños con bajo peso al nacer, una situación que llama la atención y por ello, es necesario investigar si existe una relación entre estos indicadores y la contaminación por metales pesados, señala Ingrid Tapia Montecinos, coordinadora del proyecto.

Por otra parte, la contaminación y deterioro de la calidad ambiental, sumada a las dificultades en el control y fiscalización a cargo de la autoridad competente, son la fuente de diferentes conflictos socio-ambientales en las regiones donde hay actividad minera.

A esta problemática apunta la investigación del equipo coordinado por Rosario Tapia Montesinos que desarrolla el proyecto “Conflictos socio-ambientales en la zona de Cantumarca del Municipio de Potosí”, una zona con altos niveles de contaminación por la intensa actividad minera de 16 ingenios, los pasivos dejados por la Corporación Minera de Bolivia y los diques de colas Laguna Pampa I y II, principalmente.

Según los investigadores, esta situación generó conflictos con la COMIBOL y la Asociación de Ingenios, sin ningún resultado positivo para la población afectada según por esa razón, la biotecnóloga Rosario Tapia, la maestra en Desarrollo Rural Lourdes Tapia y el ingeniero de minas Ernesto Quintana trabajan para determinar los factores sociales, culturales, actitudes y comportamientos que contribuyen al surgimiento de este conflicto socio-ambiental en Cantumarca.

Este proyecto posibilitará el conocimiento a profundidad de la problemática en la zona, de los mecanismos de organización interna de la población de Cantumarca, de los mecanismos de protección frente al daño ambiental, además de la posición y roles ante las negociaciones que toman los diferentes actores como son los afectados, las empresas mineras y las autoridades.

Mayor información: Carolina Díaz.


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235