Convocatoria la nación boliviana en tiempos del Estado Plurinacional
 

Ocho investigaciones muestran el fortalecimiento de la nación boliviana


"Hay un claro fortalecimiento del sentido de pertenencia a algo común. Esta idea de nación boliviana puede ser evanescente, ch'ixi, plural, etcétera, (sin embargo) lo que está claro es que es fuerte" afirmó Fernando Mayorga, coordinador temático de la convocatoria "La nación boliviana en tiempos del Estado Plurinacional", al momento de presentarse los resultados de las ocho investigaciones ejecutadas en un seminario realizado en marzo de este año.


Desde mayo de 2013, ocho equipos de investigación se dieron a la tarea de "repensar las características y el sentido de la nación boliviana en tiempos del Estado Plurinacional y de un mundo globalizado", en función de la perspectiva del bicentenario nacional y de identificar los principios unificadores y justificadores de "ser una nación y un sólo país", como señalan los objetivos de la convocatoria. En ese contexto, la mirada que los equipos de investigadores plantean sobre la nación es diversa, señaló Mayorga, porque va desde una investigación que aborda la idea de nación evanescente hasta otra que más bien la estudia como una nación encarnada. Lo cierto es -puntualizó Mayorga- que en todos los estudios hay un clarísimo reconocimiento de la diversidad que existe en el país, y es esta diversidad, social, étnica, regional, etcétera; la que une a los bolivianos.


Nación boliviana y globalización


La dinámica interna del país se ha visto influida siempre por los ciclos políticos mundiales y sudamericanos y por el mercado internacional, una relación que ha provocado también internamente distintos sentidos de pertenencia a la nación boliviana, plantea la investigación "La construcción de la nación boliviana en el proceso de globalización sudamericana. Enfoque internacional y estudios de caso", coordinada por Gustavo Fernández, con la participación de María Teresa Zegada y Gonzalo Chávez. Una muestra de ello es la apertura de la elite cruceña a los collas (propietarios o mano de obra) y una vinculación de los comerciantes paceños a la forma de hacer negocios con los chinos.


El recorrido histórico muestra de qué manera la relación de Bolivia con el exterior ha afectado los ejes internos en el país: de la minería en el occidente hacia la agroindustria en el oriente. Fernández explica que el desarrollo de la agroindustria cruceña produce un impacto enorme en la construcción de un nuevo poder económico y de una nueva visión social, que ve de manera distinta su articulación en el país. Pero los cambios en la identidad nacional no están solo en Santa Cruz, sino también en el occidente con los comerciantes de La Paz y su conexión con China. Zegada explica: "Esta relación ha permitido no solo el despegue de su economía sino la yuxtaposición y la combinación de valores étnicos con valores modernos".


Nación boliviana: indianismo y globalización


La investigación "Una disyuntiva complicada: Bolivia plurinacional y los conflictos de las identidades colectivas frente a la globalización" analiza el vínculo entre "el proceso de globalización, de carácter moderno capitalista y universalista, y la preservación de valores autóctonos, los cuales denotan un carácter colectivista, particularista y premoderno", y fue trabajada por el equipo dirigido por HCF Mansilla e integrado por Franco Gamboa y Pamela Alcocer.


El equipo reflexionó el Estado Plurinacional en el contexto de la globalización, desde tres perspectivas: los procesos históricos de construcción de la nación y ciudadanía; el idealismo de Fausto Reynaga y los enfoques teóricos antioccidentales; y las propuestas nacidas en la Comisión Visión País de la Asamblea Constituyente. La nación boliviana es "una pretensión evanescente, tanto para los pueblos indígenas como para los sectores urbanos de clase media", describe la investigación en sus conclusiones, porque "los problemas del Estado-Nación y las identidades colectivas perecen ante la fuerza avasalladora de los valores derivados de la globalización".


Identidad y ciudadanía de "doble registro"


Aunque el debate político sobre la ciudadanía ha llegado a exponer el tema como una dicotomía entre ciudadanizar o indianizar el país, los hechos muestran que más bien está presente una ciudadanía de "doble registro" que implica contar con una identidad inclusiva, un deseo de los indígenas de ser parte de la nación, y una identidad exclusiva, que insiste en mantener su identidad comunitaria ligada a la tierra y a los recursos naturales.


Así lo plantea la investigación "Las facetas entrecruzadas del MAS-IPSP. Ciudadanía y devenir Estado de los campesinos indígenas en Bolivia", donde Fernando García (coordinador), Alberto García y Marizol Soliz, comienzan desarrollando una revisión histórica que, paradójicamente, muestra que mientras los campesinos-indígenas estaban más rechazados, excluidos y negados, su anhelo de ser parte de la nación se incrementaba.


Según Fernando García, hay una "simultaneidad de la identidad ciudadana tanto inclusiva como exclusiva". Tanto la lectura culturalista de la identidad indígena campesina, como la concepción abstracta universalista de la ciudadanía, entendida como estatus legal de posesión de derechos y deberes, caen en esencialismos. "Para ellos, el MAS-IPSP en la actualidad va a ser ese mecanismo o dispositivo para afirmar su identidad inclusiva; es decir, 'somos parte de la nación en el marco de la democracia representativa pero manteniendo nuestro formato de construcción comunitaria'".


La diversidad que nos une


"Podría parecer paradójico pero uno de los elementos que más nos une a los bolivianos, en lugar de ser la homogeneidad, es la diversidad, es la idea de la pluralidad al interior de una comunidad mayor nacional boliviana", afirma Daniel Moreno, coordinador de la investigación "La unión es la fuerza. Desovillando la identidad nacional en el marco del Estado Plurinacional" que indagó en la convivencia de la identidad regional, étnica y nacional en el país. El equipo también lo integra Gonzalo Vargas y Daniela Osorio.


Los resultados muestran que en el país existe "una pluralidad de comunidades, no una sola comunidad, sino un conjunto de comunidades, principalmente, en términos culturales". Moreno explica que, entonces, la pregunta principal es si se puede pensar en Bolivia en términos de nación cuando las condiciones teóricas que la definen parecen no adecuarse a esa realidad plural. El análisis propone que "el sentido de pertenencia a la nación boliviana es cada vez más fuerte (…), los bolivianos se sienten una nación, sienten que comparten una identidad común de boliviano, que va más allá simplemente de la identidad política de ciudadano".


Construyendo un imaginario de nación


El "proceso de cambio" con el Estado Plurinacional está generando su propio imaginario de nación a través de una nueva historiografía plurinacional, nuevos héroes y la creación de nuevos lugares (museos) que guardan la memoria de "un pasado glorioso de la nación", dice Vincent Nicolas, que ha dirigido la investigación "Pachakuti: El retorno de la nación. Estudio comparativo del imaginario de nación de la Revolución Nacional y del Estado Plurinacional". Este estudio indaga cómo el Estado construye, en ambos periodos, un imaginario de nación "útil para su proyecto político". En la investigación también participó Pablo Quisbert.


La información analizada muestra que el imaginario de la revolución nacional es la nación indomestiza y el imaginario del Estado Plurinacional es la multiplicidad de naciones y pueblos originario-indígena-campesinos. ¿Qué mecanismos utiliza el Estado para alimentar ese imaginario? Nicolas dice que la historiografía es el principal mecanismo, es decir que el Estado reescribe el pasado de la nación, reinventa sus héroes y crea museos, que guardan la memoria.


Lo plurinacional y el nacionalismo revolucionario


Aunque el Estado Plurinacional llegó con nuevos códigos y símbolos para legitimar su presencia en el espectro político general, "esa narrativa estatal todavía no se ha desprendido de esta invocación nacionalista (referida a 1952) y más bien es reiterativa; aunque en muchos casos se combina con íconos, rituales y fiestas ancestrales provenientes del mundo simbólico indígena". El imaginario nacionalista revolucionario está en el núcleo de la memoria, mientras que lo plurinacional está en su superficie. Así lo plantea la investigación "Construcción simbólica del Estado Plurinacional: Imaginarios políticos, discursos, rituales, símbolos, calendarios y celebraciones cívicas/festivas (2010/2013)", de Yuri Torrez (coordinador) y Claudia Arce.


Una de las preocupaciones de la convocatoria tiene que ver con saber qué une a los bolivianos, y el investigador explica que "pareciera que todavía nos une los códigos nacionalistas". Y es que esa historia republicana y del nacionalismo revolucionario (1952) está instalada en el imaginario social, por eso se ve que los operadores institucionales del Estado Plurinacional van combinando aquellos símbolos con las alegorías indígenas correspondientes a lo plurinacional, aunque no con la misma intensidad y fuerza.


Nación encarnada


La nación es "un proceso contencioso de negociación" entre formas administrativas estatales y prácticas cotidianas locales, dice Mario Murillo, condensando las reflexiones desarrolladas en el estudio "La nación ch'ixi: una mirada desde la Isla del Sol", realizado junto a Ruth Bautista y Violeta Montellano. La etnografía y el trabajo de campo en la Isla del Sol mostraron que la nación es algo que se va negociando, no es coercitiva y se va reinterpretando desde abajo.


Murillo señala que "de alguna manera la Isla del Sol es un entramado complejo en la tarea de la construcción de nación, entre dos formas de entender y ver el paisaje: una que parte sobre todo de una forma institucional, legal, administrativa, cimentada en el Estado, y al otro lado otra basada en la ritualidad local y en prácticas cotidianas. Entre esos dos polos se construye la nación encarnada en la Isla, desde una perspectiva ch'ixi, es decir en negociaciones contenciosas entre esos dos polos relacionados con el paisaje".


La identidad nacional en el Beni


Los benianos reconocen a la wiphala como propia de los andinos y reclaman suya la bandera del patujú, pero admiten que la tricolor es un símbolo aglutinador de la comunidad boliviana; no se identifican con la elite cruceña ni con la identidad camba, pero reclaman autonomías, y los pueblos indígenas del Beni han dirigido reclamos territoriales para todas las tierras bajas constituyéndose una vanguardia en el país; plantea la investigación "Lejos del Estado, cerca de la nación. Identidad boliviana con Estado Plurinacional entre los llanos de Mojos y las selvas del norte amazónico del Beni" coordinada por Wilder Molina, junto a Denise Cortez y Evangelio Muñoz.


"Hay una nueva forma de pertenencia nacional muy vinculada al proceso político boliviano en lo que se llama la construcción del Estado Plurinacional. Esto quiere decir que todos los actores políticos y sociales han reacomodado sus formas de sentirse parte (de la nación) y han buscado sus propios mecanismos de legitimar su posición respecto de este sentimiento", señala Molina.







 
 
La construcción de la nación boliviana en el proceso de globalización sudamericana

Gustavo Fernández Saavedra (coordinador)
 
Una disyuntiva complicada: Bolivia
plurinacional y los conflictos de las
identidades colectivas frente a la
globalización


H. C. F. Mansilla (coordinador)
 
Las facetas entrecruzadas del MAS-IPSP.
Ciudadanía e identidad política en
tiempos del Estado Plurinacional


Fernando Luis García Yapur (coordinador)
 
Construcción simbólica del Estado
Plurinacional Imaginarios políticos,
discursos, rituales, símbolos, calendarios y
celebraciones cívicas/festivas (2010-2013)


Yuri F. Tórrez (coordinador)
 
La unión es la fuerza: Desovillando la
identidad nacional en el marco del
Estado Plurinacional


Daniel E. Moreno Morales (coordinador)
 
Lejos del Estado, cerca del país. Beni:
La identidad boliviana con Estado
Plurinacional entre los llanos de Mojos y
las selvas del norte amazónico


Wilder Molina Argandoña (coordinador)
 
La construcción de la nación a través de
la historiografía y la ritualidad estatales.
Un estudio comparativo del nacionalismo
revolucionario y del Estado Plurinacional


Vincent Nicolas (coordinador)
 
La nación ch’ixi : una mirada desde la
Isla del Sol


Mario Murillo Aliaga (coordinador)