Errores en la estadística

En la carretera entre las ciudades de El Alto y Viacha está el Hospital Corea, un nosocomio que al momento de la entrevista intentaba gestiones para contar con el apoyo de universitarios para realizar sus prácticas guiadas.

La encargada de Epidemiología del Hospital Corea, Justa Cruz, no se sorprende con las cifras oficiales que les endilgan dos esterilizaciones a adolescentes en 2015. "Hace poco nos atribuyeron 50 muertes maternas cuando solo teníamos una", dice.

¿Esterilizaron o no a dos adolescentes en septiembre de 2015? Cruz encuentra casi inmediatamente en su archivo el Informe de Producción de Servicios del mes y año solicitados. No registra AQV (anticoncepción quirúrgica voluntaria) en menores de 19 años.

Hospital Corea ubicado en la carretera a Viacha

Los documentos del hospital "son la primera fuente, el origen del dato, de ahí que la información en el camino se vaya a manipular, involuntariamente, puede ocurrir. Tenemos antecedentes con otros datos igual de importantes", dice el director del Hospital, David Velásquez, refiriéndose a las 50 falsas muertes maternas.

Ubicado en pleno centro de la sede de gobierno, el CIES es una clínica especialista en salud sexual y reproductiva que acaba de salir de una campaña de vasectomías gratuitas, en cuyos volantes publicitarios no se define la edad de los solicitantes. Los gerentes de CIES La Paz y CIES El Alto se reúnen para hablar de las seis ligaduras de trompas y una vasectomía a menores de 19 años que reporta el sistema estadístico en 2016.

Ambos funcionarios niegan la existencia de AQV en menores de 19 años, pero esta vez no hay posibilidad de revisar los cuadernos de registro diario del mes y año citados.

"Como CIES La Paz no tenemos ningún caso (de AQV en personas) entre 15 a 19 años de edad", dice el director del CIES La Paz, Fernando Álvarez.

El CIES tiene un registro estadístico digitalizado que es enviado, explican, sin mediar anotaciones manuales, directamente al sistema de información. El problema no es pequeño porque en lugar de las seis AQV a menores de 19 años, para ese mes en sus documentos el CIES La Paz registra en total solo tres intervenciones, todas a mayores de edad.

Vania Laura, gerente de CIES El Alto, y Fernando Álvarez, gerente de CIES La Paz

La gerente de CIES El Alto, Vania Laura, también rechaza el caso que aparece en el SNIS para septiembre de 2016: "No hubo tal procedimiento en ese grupo etáreo. Fui personalmente al SNIS para solicitar que se rectifique el dato. Lamentablemente la respuesta es que como se cierra la gestión (2016) en marzo de 2017, ya no se puede hacer la rectificación".

La información consolidada está publicada y disponible como estadística oficial para los ciudadanos, así como por investigadores o representantes de los organismos internacionales. De hecho, al momento de visitar el SNIS-VE, el ingeniero Gabriel Jiménez, encargado del Área Tecnológica, mostró con orgullo el reporte de personas que revisan y utilizan información estadística desde su web: 248.237 visitas desde 2016, más de 18 mil en junio.

Estadísticas cuestionadas

¿No están cuestionadas todas las estadísticas del sector salud? El responsable del Área Tecnológica del SNIS, Gabriel Jiménez, es tajante: "No, porque se hacen indicadores, se generan proyecciones anuales y líneas de tendencia. Sobre esas líneas de tendencia vemos regularidades en ciertos grupos de información, y si notamos una irregularidad, entramos a ver en detalle. En el sistema de salud nuestra información tiene un comportamiento regular y está acorde a las políticas que el sistema de salud implementa".

Las dudas no son nuevas. En 2016, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) dio a conocer un estudio que demostraba que el SNIS tiene un subregistro de embarazos adolescentes en 10 de los 14 municipios investigados. Esto fue posible detectarlo al comparar los datos oficiales con las historias clínicas perinatales que reportaron mayor número de casos para el año 2013.

Equivocada o no, la información estadística generada en el SNIS-VE se evalúa en sendos Comités de Análisis de Información (CAI), en el propio establecimiento cada mes y con periodos más espaciados en el nivel municipal, departamental y nacional.

El Director del SNIS, doctor Francisco Enríquez, explica que en el CAI de nivel nacional, donde participan desde representantes de movimientos sociales hasta invitados de la cooperación internacional, se analizan temas prioritarios como el control a recién nacidos, el control prenatal, los partos en domicilio, los partos atendidos por personal de salud calificado y métodos de anticoncepción. Pero hasta el momento, en el CAI nacional no se ha propuesto analizar las esterilizaciones en menores o mayores de edad.

AUDIO: Director del SNIS-VE, Francisco Enríquez

Durmiendo sobre el teclado

El Sistema Nacional de Información en Salud (SNIS), del Ministerio de Salud, es el último eslabón de una cadena de controles de calidad de la información estadística que comienza en el mismo hospital o centro de salud. El director Enríquez sostiene que las cifras de sus reportes oficiales están verificadas y son confiables, pero también admite que, a veces, se dan errores de digitación o por descuido.

"En algún momento alguien se durmió sobre una tecla y nos mandó como 13 millones de atenciones en enfermería… Eso saltaba (a la vista), decíamos: cómo es que en este pequeño establecimiento ha habido tantos (casos), ¿toda Bolivia se ha ido a ese establecimiento?, ¿estaban repartiendo oro? Le sacamos una fotografía para decirles: miren, así está viniendo la información, ha pasado un filtro, dos filtros, tres filtros, cuatro filtros, llega hasta el nivel nacional, algo está pasando", comenta Enríquez Nava.

Francisco Enríquez, director del SNIS, y Gabriel Jiménez, responsable del Área Tecnológica del SNIS

¿Así sucedió con el caso de Karmiña, de 13 años? La ligadura de trompas unilateral se codificó como AQV en el mismo hospital. Fue verificada por su responsable de Epidemiología, luego fue a la Red de Salud, pasó al municipio, fue verificada en el nivel departamental y finalmente llegó hasta el SNIS para hacerse pública y oficial.

En ninguno de los niveles o filtros de control de calidad hubo sorpresa o duda por el reporte de una esterilización a una menor de 15 años de edad.